fbpx

8 requisitos para poder cobrar los pagos de los clientes

Hacer que te paguen cada vez es relativamente más sencillo debido a la gran cantidad de medios de pagos de los cuales disponemos hoy en día. El pago simple en efectivo de toda la vida sigue presente, pero cada vez más gente usa los medios electrónicos, entre los cuales se encuentran los pagos móviles, los pagos con bizum, pagos fraccionados…  La actual digitalización de los intercambios entre las empresas y sus clientes hace necesario ofrecer a estos últimos medios de identificación fiables, sencillos y rápidos. Para ello, y para lograr un cobro efectivo de sus créditos, la sociedad debe cumplir una serie de obligaciones de cumplimiento.

Requerimientos para empezar a cobrar

Estas obligaciones de cumplimiento son esenciales para identificar si se cumple o no la ley y la normativa establecida. Al referirse a estas obligaciones, su cliente estará en mejor posición para pagarle rápidamente. De este modo, crea un clima de confianza con su cliente y también asegura la buena imagen de su empresa. Te contamos más sobre las normas de cumplimiento que debes seguir para garantizar el pronto pago de tus créditos.

1) Obligación de existir/registrarse

Para que sus clientes le paguen a tiempo, debe haber declarado su empresa en el Registro Mercantil (RCS) con anterioridad. Esto le permite garantizar su existencia a su cliente. En efecto, en el momento de su inscripción recibirá el extracto de Kbis. Este documento oficial y el carné de identidad de su empresa dan fe de su existencia. La información que contiene es pública y puede solicitarse en cualquier momento.

Tenga en cuenta que el extracto sólo es válido durante un periodo de tres meses. Por lo tanto, para cualquier prueba de existencia, debe solicitar la presentación de un nuevo extracto.

En segundo lugar, es esencial que su número RCS, su número CIF, el domicilio social de la empresa y su forma jurídica aparezcan en sus facturas. Sin esta información necesaria, sus facturas no son conformes y, por tanto, no pueden pagarse lo antes posible.

2) Tener una cuenta bancaria profesional donde recibir los pagos

Aunque sea una obligación obvia recibir pagos de sus clientes, vale la pena recordarlo. En efecto, toda empresa con capital social debe abrir una cuenta bancaria profesional en el momento de su creación. Sin abrir una cuenta bancaria, no obtendrá un certificado de depósito y, por lo tanto, no podrá ser registrado ni empezar a cobrar, ya sea con efectivo o con pagos electrónicos. Una vez más, esto atestigua su existencia y su credibilidad ante el cliente.

3) Afiliación a la Seguridad Social y al seguro de responsabilidad civil

Como empresa, también está obligada a afiliarse y cotizar a la Seguridad Social. En caso de negarse a afiliarse y cotizar a la Seguridad Social, se expone a fuertes sanciones civiles y penales. El ejercicio de una actividad no declarada a los organismos sociales y profesionales se castiga con una multa de 45 000 euros y 3 años de prisión. Estos procedimientos judiciales suponen un duro golpe para la imagen de su marca y la confianza que sus clientes depositan en usted.

Además, para los profesionales de la sanidad, la abogacía, la construcción, el turismo, la arquitectura o que requieran el uso de vehículos terrestres motorizados, deberán aportar los documentos necesarios. Está obligado a protegerse contra los riesgos a los que se expone en función de su actividad. Cuanto más cubierto esté, menos se arriesgará a las molestias o a los procesos judiciales que comprometan su buena imagen.

No obstante, se recomienda encarecidamente que las empresas que no operan en los ámbitos mencionados tengan un seguro de responsabilidad civil.

4) La obligación de vigilancia

Toda empresa que celebre un contrato de más de 5.000 euros, sin incluir los impuestos, debe asegurarse de que su contratante está al corriente de sus declaraciones y pagos de las cotizaciones a la URSSAF. Así, cuando celebre un contrato con su cliente y luego cada 6 meses hasta el final de su ejecución, deberá entregarle un «certificado de vigilancia» expedido por la URSSAF. Esto da fe de su regularidad en cuanto a sus declaraciones sociales. Este documento menciona en todos los casos:

  • La identidad de su empresa
    Su situación habitual respecto a sus obligaciones sociales en la fecha de vencimiento.
  • Si tiene empleados, el documento también menciona su número, así como el importe total de las remuneraciones declaradas en el último documento de síntesis de la URSSAF.

Nota: el certificado sólo se expide en Internet.

Si su cliente no le pide este certificado de vigilancia y no comprueba su autenticidad, ambos se arriesgan a fuertes sanciones penales y financieras.

5) Obligación de lucha contra el fraude, el blanqueo de capitales y la corrupción

Siempre con la idea de mantener su buena imagen y la confianza de sus clientes para asegurar el pronto pago de sus deudas, debe ser irreprochable en cuanto al fraude, la corrupción y el blanqueo de dinero.

Según la ley Sapin II, toda empresa con más de 500 empleados y un volumen de negocio igual o superior a 100 millones de euros está obligada a establecer un programa de cumplimiento y lucha contra la corrupción. En concreto, debe poner en marcha un proceso de diligencia debida sobre sus clientes, proveedores y todas las partes interesadas de la empresa; una estrategia para identificar y evaluar los riesgos de corrupción; un código de conducta integrado en la normativa interna de la empresa; y un proceso para medir la eficacia del programa.

Si no cumple estas obligaciones y no aplica el programa de cumplimiento, puede recibir una multa de hasta un millón de euros. Además, se puede imponer una multa de 200.000 euros a los directivos de la empresa.

Por último, también es necesario aplicar las medidas mencionadas anteriormente para dar fe de su buena conducta en materia de blanqueo de capitales y fraude. Los controles en este ámbito son cada vez más numerosos.

Medidas internacionales: en el Reino Unido, algunas empresas y personas están obligadas a registrarse en un organismo de control para cumplir la normativa contra el blanqueo de capitales (anti-money laundering scheme). Esto incluye:

  1. Empresas financieras
  2. Profesionales jurídicos independientes
  3. Contables, asesores fiscales, auditores y administradores judiciales
  4. Proveedores de servicios empresariales y fideicomisos

Además, en el Reino Unido, si quiere crear una empresa que cobre una determinada cantidad de dinero a sus clientes cada vez que utilicen un servicio, tendrá que obtener el permiso de la Financial Conduct Authority.

6) KYC (Know Your Customer): el requisito reglamentario para la experiencia del cliente

El KYC, que se ha convertido en un requisito para acceder a un gran número de servicios, le impone normas específicas de identificación.

Para garantizar el pago puntual de sus cuentas por cobrar, debe conocer perfectamente a sus clientes. En otras palabras, tiene que asegurarse de que sus clientes cumplen las leyes anticorrupción. Esto es para mostrar su compromiso con la lucha contra el blanqueo de dinero, el fraude fiscal y otras prácticas ilegales.

Por lo tanto, debe reunir un cierto número de documentos justificativos, entre ellos

Para las personas físicas:

Un documento de identidad válido
Una prueba de residencia con fecha inferior a 3 meses

Para las empresas:

  1. Los estatutos «certificados»
  2. Un extracto de Kbis con fecha inferior a 3 meses
  3. El último informe anual auditado o una copia de la declaración de impuestos
  4. El documento oficial que enumera los accionistas con sus porcentajes
  5. El documento oficial con la lista de directores
  6. La lista de personas autorizadas para dar instrucciones y comprometer a la empresa
  7. Documento de identidad, pasaporte o permiso de residencia válidos del firmante con fotografía

Por lo tanto, es esencial garantizar su seguridad financiera estableciendo estos procesos de control. Esto es para evitar cualquier sanción que debilite su reputación.

7) Información y la política de seguridad de la información sobre los pagos y cobros

Como vendedor de bienes o prestador de servicios, usted tiene, según el Código de Consumo francés, la obligación de informar a sus clientes. Esta obligación de información se divide en 3 partes que hacen referencia a 3 funciones distintas:

Información: debes informarte de las necesidades de tu cliente, de lo que realmente busca.
Advertencia: debe advertir a su cliente de los riesgos, problemas y limitaciones del servicio deseado.
Asesoramiento: debes ayudar a tu cliente en las decisiones que tome y ofrecerle la mejor solución.

Además, la aplicación de una política de seguridad de la información es cada vez más prioritaria. Para limitar los riesgos que amenazan la estabilidad de su empresa, la aplicación de una política de seguridad de la información sólo aportará un valor añadido a sus servicios. De este modo, asegura la continuidad de su actividad, mantiene la confianza de sus clientes y reduce los riesgos que su empresa podría encontrar.

Además de aplicar la política dentro de su empresa, tiene la obligación de cumplir las normas de almacenamiento de los datos de sus clientes. De hecho, debe proteger sus datos según lo estipulado por el Reglamento General de Protección de Datos. De hecho, debe asegurarse de que la información de sus clientes se utiliza de forma legal y transparente para fines específicos y explícitos. Sólo debe utilizar la información estrictamente necesaria y pertinente. Además, puede no conservar esta información cuando ya no la necesite.

8) Tener una política de responsabilidad social corporativa, sostenibilidad y ética.

Toda empresa cuyos valores estén admitidos en un mercado regulado; cuyo capital social sea igual o superior a 100 millones de euros; y que tenga más de 500 empleados está sujeta a la obligación de elaborar un informe anual de RSC (responsabilidad social corporativa). El objetivo es mejorar la transparencia de las actividades de su empresa. Los beneficios son dobles.

En primer lugar, puede medir el impacto de sus actividades en la sociedad y el medio ambiente. A continuación, puede realizar mejoras para tener un impacto más positivo.

En segundo lugar, permite a las partes interesadas y a los clientes comprender mejor el impacto de su empresa. Así podrán tomar decisiones más informadas. Esto se debe a que sus clientes son más conscientes del impacto de su compra en el medio ambiente y la sociedad.

Por tanto, la aplicación de esta política es esencial para garantizar la sostenibilidad de su empresa.

Conclusión:

Por último, para garantizar el cobro de sus créditos, debe cumplir con las obligaciones de cumplimiento descritas anteriormente. Estas obligaciones de cumplimiento tienen por objeto ayudarle a promover su buena imagen mediante el cumplimiento de la normativa establecida. El incumplimiento de cualquiera de estas obligaciones puede dar lugar a graves acciones legales.

Esto proporciona a sus clientes una forma sencilla, rápida y fiable de verificar el cumplimiento de la ley. Un cliente que tiene tranquilidad y confianza en su empresa le pagará sus deudas más rápidamente.

Litigios: ¿Qué son? Significado y ejemplos

Muchas sociedades han sufrido litigios de los cuales han salido perdiendo. Es por eso, que hoy les vamos a presentar un tema que ha recibido bastante controversia, del cual daremos definiciones, ejemplos y significados. Quedaros hasta el final para ver qué son los litigios. En las ventas entre empresas, la factura es obligatoria. Por supuesto, si se incumple algún reglamento desde el punto de vista legal, las multas pueden llegar a alcanzar hasta los  75.000 euros.  Sobre todo, las facturas son un documento central en la vida de su empresa, un elemento jurídico, contable, financiero y fiscal. Sin embargo, pocos conocen la veintena de elementos obligatorios que deben incluirse en estos escritos. Durante el artículo de hoy trataremos los siguientes apartados:

1- ¿Qué es un litigio?

2- Evita los litigios

3- Sanciones que pueden llegar a litigar

4- Consejos

 

¿Qué es un litigio?

Muchos no conocen su significado ni su definición, pero el litigio es una de los resultados que puede haber cuando un cliente no quiere pagar una factura. Básicamente, la palabra litigio describe el proceso de ir a juicio por un desacuerdo, en este caso económico, entre dos partes. Aunque hay muchos tipos de litigios, este articulo estará enfocado concretamente al de deuda económica.

Lo importante para nosotros es que una factura, ya sea una e factura o una factura directa, es el punto de partida para exigir el pago y recordárselo al cliente. Un consejo al respecto: si el contrato prevé una factura anticipada, le sugerimos que emita facturas por separado. Por un lado es la ley – artículo 289 I -1-c del Código General de Impuestos, pero también es más fácil en el proceso de recaudación para no confundir los documentos. La factura anticipada no es realmente especial: está sujeta al IVA y deben indicarse todos los datos conocidos que serán obligatorios para la factura final.

Tenga en cuenta que usted es – cliente y proveedor – corresponsable penalmente de las facturas intercambiadas (decisión del Tribunal de Casación, sala penal, 20 de junio de 1994 n°93-83.037 Bull. n°245).
Por lo tanto, la factura ocupa un lugar importante en el ámbito de la contabilidad y puede ser utilizada como pretexto por su cliente para retrasar el pago si no respeta todas las normas.

Evita litigios con estos 25 datos básicos que deben incluirse en una factura.

Hay que recordar que siempre que una factura esté incompleta, la partida contra la que nos enfrentemos puede salir victoriosa del juicio en caso de litigio. Por eso es muy importante que incluyamos en las facturas todos estos puntos que trataremos a continuación.

a) Identificación de la factura.

Cada factura de su empresa debe ser única. Sabiendo que deben conservarse durante 10 años (la duración de un posible litigio comercial), es mejor ser riguroso. Y desde el punto de vista legal, la numeración debe ser única, continua y cronológica. Pero puedes tener tu propio sistema (por año, o por letra), siempre que respetes estos puntos.
Y debe indicar una fecha de facturación.

b) La identidad completa del emisor de la factura, el vendedor.

Debe indicarse claramente el nombre y la dirección de la entidad jurídica que emite la factura. Debe indicarse el nombre de la empresa, la forma societaria (SARL, SAS…), el capital social, el RCS o cualquier otro número de identificación fiscal que figure en el extracto del KBis (con la ciudad de registro), así como la dirección del domicilio social.
Y el número de identificación del IVA del vendedor debe especificarse en la factura. Debe incluirse en todas las facturas de las operaciones realizadas.

Otros elementos específicos son obligatorios, en función de su estatus o actividad (empresa en liquidación, franquiciado, miembro de un centro de gestión, inquilino gestor, etc.). Consulte el sitio web del servicio público para obtener más detalles https://www.service-public.fr/professionnels-entreprises/vosdroits/F31808 y para los que no tienen miedo http://bofip.impots.gouv.fr/bofip/2423-PGP.

c) La identidad de la persona a la que se factura, el comprador.

La información sobre el cliente es obviamente importante. Forma parte de la información obligatoria. El nombre, la dirección y la razón social del cliente deben figurar en el documento. Así, en caso de que seamos nosotros los que queramos litigar, tendremos identificada claramente a la otra partida.
En el caso de una venta intracomunitaria, debe indicarse también el número de IVA del comprador.

Director financiero, adáptate a la era digital y a la automatización

d) Detalles de los productos o servicios vendidos.

El producto o productos y el servicio o servicios deben describirse detalladamente. Si la factura se emite tras la compra de una chaqueta, por ejemplo, debe indicarse la talla, la marca, el color, etc.
Para cada producto o servicio, debe especificarse la cantidad vendida (unidad de bienes o servicios, número de horas, etc.).

Y el precio unitario sin IVA de los productos vendidos o la tarifa horaria o diaria sin IVA de los servicios prestados. También debe indicar para cada producto los descuentos concedidos.
También es necesario especificar para cada producto el tipo de IVA aplicable.
Deben especificarse las fechas de la venta o de la prestación del servicio, si son diferentes de la factura (fecha de entrega o de finalización).

e) A nivel del precio total.

Por último, en la parte inferior de su factura, debe especificar el importe total antes de impuestos, para cada tipo impositivo diferente.
E indique el importe total del IVA desglosado para cada tipo.
Tenga cuidado con este punto: la ausencia del tipo o del importe del IVA cobrado hace imposible que su cliente se deduzca el IVA.
También debe indicar los descuentos, rebajas o reembolsos relacionados con todas las operaciones facturadas. Las distintas rebajas de fin de año pueden indicarse pero no son una obligación, ya que son simplemente un reflejo de la negociación comercial.

Las condiciones comerciales, como los descuentos de fin de año, que no se aplican específicamente a la factura, no son obligatorias, pero las relativas a los descuentos por nivel de facturación figuran, por ejemplo, en la parte inferior de la factura.

f) Condiciones de pago.

En las condiciones de pago se encuentran muchos casos de litigio, ya que muchas de ellas han sido mal redactadas. Evidentemente, debe especificarse la fecha final (fecha de vencimiento) del pago. Hay que tener en cuenta que la ley limita la fecha de pago a 45 días desde el final del mes (o 60 días desde la fecha de emisión, artículo L. 441-6 del Código de Comercio).
Debe especificar si realiza un descuento por pago anticipado (en caso contrario, especifique Descuento por pago anticipado: ninguno).

Desde la ley N° 2012-387 del 22 de marzo de 2012, también debe indicar una cláusula de penalización en caso de retraso en el pago. He aquí una propuesta de texto para incluir en su factura: Toda factura no pagada a su vencimiento será incrementada de pleno derecho y sin previo aviso, como cláusula de penalización y suma global de 40 euros e intereses de demora hasta el pago total iguales al tipo de interés aplicado por el BCE a su más reciente operación de refinanciación más 10 puntos porcentuales.
En cuanto al tipo de interés, puede fijarse libremente: no obstante, este tipo debe haber sido aceptado por el cliente en el momento del pedido (CGC firmadas, por ejemplo), pero no puede ser inferior a 3 veces el tipo de interés legal. La tasa sugerida en la propuesta ya es mucho más interesante y también es válida por defecto. Si su cliente es una institución pública, se aplica el Decreto nº 2013-269 de 29 de marzo de 2013. El tipo a tener en cuenta para el cálculo es entonces el tipo del BCE en su última operación de refinanciación más 8 puntos.

Sanciones que pueden llegar a litigar.

Tenga en cuenta que las sanciones son objeto de una factura no sujeta al IVA, ya que no constituyen la contrapartida de una entrega de bienes o prestación de servicios.
Y sólo se contabilizan en el año en que se cobran. Por lo tanto, no los contabilice hasta que hayan sido pagados. Y por tanto, una vez cobrados, registrarlos como ingresos excepcionales (77) o ingresos financieros (76).

En resumen, como puede ver, tenga cuidado con sus facturas si quiere evitar cualquier disputa… En Dunforce, ésta es una de las primeras cosas de las que hablamos cuando realizamos nuestra auditoría gratuita. Si estás interesado, hablemos.

Si quiere mas información, no dude en leer nuestro post sobre como recobrar efectivamente. Si usted lo que desea es evitar litigios, puede ponerse en contacto directamente con nosotros visitando nuestra página principal. 

Intente siempre evitar los desacuerdos

Aunque le hayamos enseñado como intentar evitar los litgios, el mayor consejo que le podemos dar es intentar evitar siempre los litigios. Para hacerlo necesita un equipo comprometido que le apoye en todo momento y que pueda mediar con la otra partida afectada. De esta forma, podrán llegar a un acuerdo entre las dos partidas que favorezca a las dos partes en vez de a una.

Director financiero, adáptate a la era digital y a la automatización

Recobro: Como crear una estrategia de recobro de deudas eficaz.

El recobro es un tema complicado, al igual que la morosidad y los impagos. Intentar recuperar tu dinero es laborioso y cansado, y, además, a pesar de que la mayoría de impagados no saben como actuar, si no dispones de ningún sistema digital que te ayude, probablemente no obtengas buenos resultados. Hoy les presentamos un método para crear una estrategia inteligente de recobro para que podáis implementarla vosotros mismos.

  1. Sistemas y empresas de recobro
  2. Fecha de vencimiento sobre la deuda
  3. ¿Qué hacer si se alarga el tiempo de recobrado?
  4. ¿Por qué no subcontratar el proceso de recobro a empresas externas?

Sistemas y empresas de recobro

Cuando se trata del cobro de pagos atrasados, la mejor manera de garantizar que todo funcione sin problemas es contar con un sistema que lo haga lo más sencillo posible. Aunque no existe un proceso de recogida «correcto» específico, sí hay una forma general de establecer un conjunto relativamente sencillo de directrices y criterios a seguir que garanticen su funcionamiento. Por supuesto, lo fundamental es asegurarse de que los pagos atrasados se abonen a tiempo, ya que las deudas que se prolongan pueden perjudicar seriamente la tesorería de su empresa. Antes de la fecha de vencimiento, compruebe la satisfacción del cliente.

Lo primero que debe hacer es encontrar una forma de comprobar la satisfacción del cliente. Que lo haga mediante una llamada telefónica, un correo electrónico o una carta es irrelevante, siempre que lo haga. Los clientes descontentos suelen pagar con retraso. Por lo tanto, si hay algún aspecto de su negocio que cause una insatisfacción significativa entre sus clientes, creará repercusiones financieras para su negocio. Establezca estas encuestas de satisfacción unos días después de la prestación del servicio o del suministro del producto, y especialmente unos días antes de que se produzca un pago. De este modo, podrá establecer el primer recordatorio de ese pago sin sorpresas. Además, mejorará la calidad general de su negocio.

Fecha de vencimiento de la deuda sobrepasada

Tan pronto como se alcance la fecha de vencimiento, envíe un recordatorio por escrito, siempre utilizando la comprensión como herramienta.  La cuestión de los recordatorios en el momento del vencimiento es fundamental. El acercamiento que se haga en este momento es esencial, ya que aumenta la probabilidad de que el cliente se muestre más cooperativo y pague rápidamente. Estos recordatorios deben ser respetuosos y profesionales. Se debe aplicar más presión a medida que pasa el tiempo.

El primer aviso suele suponer que el pago previsto está en curso, o que cualquier retraso es accidental: el cliente simplemente se ha olvidado, o que algunos factores externos están interfiriendo en el pago a tiempo. Cuando envíe su primer aviso, debe ser simplemente un recordatorio sin cargo. Si el cliente realmente se olvidó, un simple recordatorio suele ser suficiente para obtener su pago. Del mismo modo, su segundo aviso de cobro debe ser igual de respetuoso, simplemente para recordarles que la situación requiere atención y que las cosas podrían complicarse si no pagan pronto.

Director financiero, has oido hablar de la inteligencia artificial?

Una vez finalizado el plazo, si ya has enviado un modelo de carta de pago de deuda y no han contestado. sube la temperatura con una llamada. Si la factura sigue retrasada, es hora de averiguar por qué no se ha pagado. Los avisos anteriores pueden ser fácilmente ignorados u olvidados, por lo que probablemente tendrá que adoptar un enfoque más directo para recordar a su cliente lo que debe hacer. Este es el momento de llamar por teléfono.

El objetivo de esta llamada telefónica es averiguar exactamente por qué no se ha pagado todavía la factura, teniendo en cuenta que el cliente podría estar en una mala situación financiera. Mientras usted quiere conseguir un compromiso de pago, el cliente seguirá siendo comprensivo ocultando sus dificultades. Por otro lado, si ya han pagado -o dicen haber pagado-, no dude en disculparse. Pero si no es así, es imprescindible pedir una fecha para determinar cuándo debe llegar el pago. Mientras tanto, envíe un correo electrónico o una carta recordándoles el debate.

Tarde, se vuelve insistente y firme. En este punto, la situación se vuelve tensa. Establezca una serie de recordatorios sistemáticos, por teléfono o por correo electrónico, porque la presión siempre funciona. Y enviar una carta más oficial, sin dejar de ser respetuoso, por supuesto. Con cada llamada o correo electrónico, pida una fecha de liquidación. Estos contactos deben determinar si el cliente puede pagar inmediatamente o no. El tercer contacto es el más importante, ya que debes presentarlo como la última llamada que haces. Haga hincapié en el hecho de que este es el último paso antes de entregar el caso a su departamento jurídico o socio de litigios. Y subraya que tendrás que indicar en tus informes el hecho de estos retrasos, que pueden afectar a la futura colaboración.

Aunque este proceso es sencillo, es muy eficaz y sirve para mantener un ambiente sano de cooperación entre su empresa y su cliente. Este proceso claro y organizado tendrá un impacto inmediato en la salud financiera de su empresa. Siempre, como última opción, recuerden que pueden negociar con las agencias de recobro.

Qué hacer si se alarga el tiempo de recobrado

Dunforce es una de las principales empresas de recobro de facturas internacionalmente, y en España destacamos por ser de las mejores empresas de reunificación de deuda. Nuestro sistema se basa en un software que permite enviar recordatorios de facturas personalizados, y es súper útil para todas esas empresas que pierden mucho tiempo enviando facturas a sus clientes y que además los tienen que perseguir cuando no pagan. Nuestro servicio, el cual siempre va acompañado de nuestro equipo de profesionales, ha ayudado a más de 500 empresas a recuperar su dinero hasta un 35% antes, se han ahorrado más de un 90% en tiempo administrativo y lo más importante, hemos desmentido el mito de que las empresas de recobro te llevan a juicio. Nuestro programa respeta al cliente gracias a la anticipación , a la calidad de los mensajes y a los métodos usados, que siempre son los más ideales.

Director financiero, has oido hablar de la inteligencia artificial?

¿Por qué no debería subcontratar el proceso de recobro a empresas externas?

Muchas sociedades, tras no conseguir cobrar el dinero que les deben sus clientes, pierden la fe en su proceso de cobranza y recurren a subcontratar a empresas de recobro. Desde nuestro punto de vista, este tipo de empresas utilizan unas técnicas anticuadas y poco apropiadas, las cuales pueden dejar ver una mala imagen de su empresa y de como trata a sus clientes. Las empresas de recobro suelen emplear métodos poco «convenientes» a la hora de tratar con los morosos y con los deudores. La mayoría de compañías usan técnicas intrusivas y poco respetuosas que suelen crear una mala relación con el cliente. Subcontratar a estas empresas les puede causar los siguientes problemas:

  • Pérdida de relación cordial con el cliente
  • Boca a boca negativo
  • Reducción de pedidos y facturación
  • Problemas judiciales

Además de todos estos problemas, las empresas que ejercen este tipo de actividad suelen tener un coste bastante elevado. Si usted se siente identificado y esta pensando en implantar un proceso de recobro efectivo y que le permita cobrar un 35% antes, ahorrarle trabajo administrativo a sus empleados en un 90%, y sobre todo, respetar al cliente, le recomendamos que se informe sobre nuestros servicios, ya que a parte de resolver sus problemas de morosidad, podrá disfrutar de muchísimas más ventajas.