fbpx

Litigios: ¿Qué son? Significado y ejemplos

Muchas sociedades han sufrido litigios de los cuales han salido perdiendo. Es por eso, que hoy les vamos a presentar un tema que ha recibido bastante controversia, del cual daremos definiciones, ejemplos y significados. Quedaros hasta el final para ver qué son los litigios. En las ventas entre empresas, la factura es obligatoria. Por supuesto, si se incumple algún reglamento desde el punto de vista legal, las multas pueden llegar a alcanzar hasta los  75.000 euros.  Sobre todo, las facturas son un documento central en la vida de su empresa, un elemento jurídico, contable, financiero y fiscal. Sin embargo, pocos conocen la veintena de elementos obligatorios que deben incluirse en estos escritos. Durante el artículo de hoy trataremos los siguientes apartados:

1- ¿Qué es un litigio?

2- Evita los litigios

3- Sanciones que pueden llegar a litigar

4- Consejos

 

¿Qué es un litigio?

Muchos no conocen su significado ni su definición, pero el litigio es una de los resultados que puede haber cuando un cliente no quiere pagar una factura. Básicamente, la palabra litigio describe el proceso de ir a juicio por un desacuerdo, en este caso económico, entre dos partes. Aunque hay muchos tipos de litigios, este articulo estará enfocado concretamente al de deuda económica.

Lo importante para nosotros es que una factura, ya sea una e factura o una factura directa, es el punto de partida para exigir el pago y recordárselo al cliente. Un consejo al respecto: si el contrato prevé una factura anticipada, le sugerimos que emita facturas por separado. Por un lado es la ley – artículo 289 I -1-c del Código General de Impuestos, pero también es más fácil en el proceso de recaudación para no confundir los documentos. La factura anticipada no es realmente especial: está sujeta al IVA y deben indicarse todos los datos conocidos que serán obligatorios para la factura final.

Tenga en cuenta que usted es – cliente y proveedor – corresponsable penalmente de las facturas intercambiadas (decisión del Tribunal de Casación, sala penal, 20 de junio de 1994 n°93-83.037 Bull. n°245).
Por lo tanto, la factura ocupa un lugar importante en el ámbito de la contabilidad y puede ser utilizada como pretexto por su cliente para retrasar el pago si no respeta todas las normas.

Evita litigios con estos 25 datos básicos que deben incluirse en una factura.

Hay que recordar que siempre que una factura esté incompleta, la partida contra la que nos enfrentemos puede salir victoriosa del juicio en caso de litigio. Por eso es muy importante que incluyamos en las facturas todos estos puntos que trataremos a continuación.

a) Identificación de la factura.

Cada factura de su empresa debe ser única. Sabiendo que deben conservarse durante 10 años (la duración de un posible litigio comercial), es mejor ser riguroso. Y desde el punto de vista legal, la numeración debe ser única, continua y cronológica. Pero puedes tener tu propio sistema (por año, o por letra), siempre que respetes estos puntos.
Y debe indicar una fecha de facturación.

b) La identidad completa del emisor de la factura, el vendedor.

Debe indicarse claramente el nombre y la dirección de la entidad jurídica que emite la factura. Debe indicarse el nombre de la empresa, la forma societaria (SARL, SAS…), el capital social, el RCS o cualquier otro número de identificación fiscal que figure en el extracto del KBis (con la ciudad de registro), así como la dirección del domicilio social.
Y el número de identificación del IVA del vendedor debe especificarse en la factura. Debe incluirse en todas las facturas de las operaciones realizadas.

Otros elementos específicos son obligatorios, en función de su estatus o actividad (empresa en liquidación, franquiciado, miembro de un centro de gestión, inquilino gestor, etc.). Consulte el sitio web del servicio público para obtener más detalles https://www.service-public.fr/professionnels-entreprises/vosdroits/F31808 y para los que no tienen miedo http://bofip.impots.gouv.fr/bofip/2423-PGP.

c) La identidad de la persona a la que se factura, el comprador.

La información sobre el cliente es obviamente importante. Forma parte de la información obligatoria. El nombre, la dirección y la razón social del cliente deben figurar en el documento. Así, en caso de que seamos nosotros los que queramos litigar, tendremos identificada claramente a la otra partida.
En el caso de una venta intracomunitaria, debe indicarse también el número de IVA del comprador.

Director financiero, adáptate a la era digital y a la automatización

d) Detalles de los productos o servicios vendidos.

El producto o productos y el servicio o servicios deben describirse detalladamente. Si la factura se emite tras la compra de una chaqueta, por ejemplo, debe indicarse la talla, la marca, el color, etc.
Para cada producto o servicio, debe especificarse la cantidad vendida (unidad de bienes o servicios, número de horas, etc.).

Y el precio unitario sin IVA de los productos vendidos o la tarifa horaria o diaria sin IVA de los servicios prestados. También debe indicar para cada producto los descuentos concedidos.
También es necesario especificar para cada producto el tipo de IVA aplicable.
Deben especificarse las fechas de la venta o de la prestación del servicio, si son diferentes de la factura (fecha de entrega o de finalización).

e) A nivel del precio total.

Por último, en la parte inferior de su factura, debe especificar el importe total antes de impuestos, para cada tipo impositivo diferente.
E indique el importe total del IVA desglosado para cada tipo.
Tenga cuidado con este punto: la ausencia del tipo o del importe del IVA cobrado hace imposible que su cliente se deduzca el IVA.
También debe indicar los descuentos, rebajas o reembolsos relacionados con todas las operaciones facturadas. Las distintas rebajas de fin de año pueden indicarse pero no son una obligación, ya que son simplemente un reflejo de la negociación comercial.

Las condiciones comerciales, como los descuentos de fin de año, que no se aplican específicamente a la factura, no son obligatorias, pero las relativas a los descuentos por nivel de facturación figuran, por ejemplo, en la parte inferior de la factura.

f) Condiciones de pago.

En las condiciones de pago se encuentran muchos casos de litigio, ya que muchas de ellas han sido mal redactadas. Evidentemente, debe especificarse la fecha final (fecha de vencimiento) del pago. Hay que tener en cuenta que la ley limita la fecha de pago a 45 días desde el final del mes (o 60 días desde la fecha de emisión, artículo L. 441-6 del Código de Comercio).
Debe especificar si realiza un descuento por pago anticipado (en caso contrario, especifique Descuento por pago anticipado: ninguno).

Desde la ley N° 2012-387 del 22 de marzo de 2012, también debe indicar una cláusula de penalización en caso de retraso en el pago. He aquí una propuesta de texto para incluir en su factura: Toda factura no pagada a su vencimiento será incrementada de pleno derecho y sin previo aviso, como cláusula de penalización y suma global de 40 euros e intereses de demora hasta el pago total iguales al tipo de interés aplicado por el BCE a su más reciente operación de refinanciación más 10 puntos porcentuales.
En cuanto al tipo de interés, puede fijarse libremente: no obstante, este tipo debe haber sido aceptado por el cliente en el momento del pedido (CGC firmadas, por ejemplo), pero no puede ser inferior a 3 veces el tipo de interés legal. La tasa sugerida en la propuesta ya es mucho más interesante y también es válida por defecto. Si su cliente es una institución pública, se aplica el Decreto nº 2013-269 de 29 de marzo de 2013. El tipo a tener en cuenta para el cálculo es entonces el tipo del BCE en su última operación de refinanciación más 8 puntos.

Sanciones que pueden llegar a litigar.

Tenga en cuenta que las sanciones son objeto de una factura no sujeta al IVA, ya que no constituyen la contrapartida de una entrega de bienes o prestación de servicios.
Y sólo se contabilizan en el año en que se cobran. Por lo tanto, no los contabilice hasta que hayan sido pagados. Y por tanto, una vez cobrados, registrarlos como ingresos excepcionales (77) o ingresos financieros (76).

En resumen, como puede ver, tenga cuidado con sus facturas si quiere evitar cualquier disputa… En Dunforce, ésta es una de las primeras cosas de las que hablamos cuando realizamos nuestra auditoría gratuita. Si estás interesado, hablemos.

Si quiere mas información, no dude en leer nuestro post sobre como recobrar efectivamente. Si usted lo que desea es evitar litigios, puede ponerse en contacto directamente con nosotros visitando nuestra página principal. 

Intente siempre evitar los desacuerdos

Aunque le hayamos enseñado como intentar evitar los litgios, el mayor consejo que le podemos dar es intentar evitar siempre los litigios. Para hacerlo necesita un equipo comprometido que le apoye en todo momento y que pueda mediar con la otra partida afectada. De esta forma, podrán llegar a un acuerdo entre las dos partidas que favorezca a las dos partes en vez de a una.

Director financiero, adáptate a la era digital y a la automatización