Mejor práctica # 2: Mejorar siempre

 

Si hay una cosa que es verdad sobre la eficiencia del trabajo, no importa de que aspecto se discuta, es el hecho de que una mayor eficacia en el lugar de trabajo hace que el sistema entero funcione mejor y, generalmente, con menos costes asociados. Lo mismo puede decirse del proceso de cobro, donde se debe estar constantemente buscando mejorar tanto el sistema como la eficiencia de sus empleados en el logro de sus objetivos.

Hay varias maneras de conseguirlo, pero sabiendo que se necesitan hacer mejoras, eso requiere un análisis detallado del proceso de recolección. Tal vez el equipo necesite ser más eficiente, o tal vez la política en sí deba modificarse. ¿Sería mejor dejar que todo el proceso sea manejado por una agencia de recolección? Todo depende de las deficiencias que se descubran durante el análisis de este proceso.

 

Agencia de recolección

Debido a que el proceso de recolección es consecuente en tiempo y recursos, es importante estimar qué opción será menos costosa para su empresa a largo plazo: contratar los servicios de una agencia especializada de recolección o formular su propia división interna. Ninguna opción es necesariamente mejor que la otra, ya que ambas tienen ventajas e inconvenientes. Por ejemplo, subcontratar el proceso de cobro a una agencia de cobranza supone un ahorro de tiempo y recursos. Por otro lado, estas agencias no se preocupan por la relación con el cliente. Hacen lo que tienen que hacer para garantizar que la deuda se cobre, aunque esto pueda perjudicar a la relación con el cliente.

 

Unidad interna

Por otro lado, hacer su propia unidad de recolección interna también tiene ventajas e inconvenientes. Sus empleados estarán más involucrados en asegurarse de preservar la relación con el cliente, pero por otro lado esta opción será probablemente más costosa, con la gestión y supervisión de una nueva sucursal dentro de la empresa.

Si se instala una unidad de recaudación interna, hay muchas maneras de mejorar su desempeño. La primera es elegir a los mejores empleados para cada parte del proceso. También debe considerarse que incentivos establecer para cada empleado, algo que motivará a todos para alcanzar los objetivos del proceso de recolección. A todo el mundo le gusta estar recompensado por un trabajo bien hecho, por lo que la instalación de una recompensa por ese trabajo es bastante buena práctica.

 

Al final, las diferentes opciones funcionaran mejor segun los distintos tipos de empresa. Algunos pueden encontrar que alistar los servicios de una agencia especializada es lo más práctico, mientras que otros verán en una unidad interna una mejor vía. La elección de la solución dependera del análisis cuidadoso del proceso preexistente, de sus fortalezas y debilidades, lo que os empujara a una decisión final obvia.

 

Laura Castello

This entry has 0 replies