Mejor Práctica # 1: Estrategias Proactivas

 

El proceso de recolección es visto en los negocios como una tarea repetitiva y aburrida. En la vida empresarial del día a día, es una de las molestias más frustrantes en la que uno puede confrontarse. Si ya ha estado en esta posicón de reclamar dinero o que se lo reclamen, habra visto que es un proceso duro que puede provocar irritabilidadfrustración. Pero en cuanto a la recaudación, hay maneras de mejorar el proceso y facilitarlo, ya sea reduciendo el esfuerzo necesario, o disminuiendo el tiempo medio de recaudación. Con las estrategias adecuadas, a menudo se consiguen hacer ambos, y la estrategia superior para lograr que es la proactividad.

 

¿Qué es la recaudación proactiva?

La estrategia proactiva es el arte de resolver los problemas antes de que aparezcan. No sólo la prevención reduce el tiempo del proceso de reclamación, pero a menudo resulta en un menor coste que las prácticas de rectificación. Y estas son numerosas.

 

Educar principalmente

El primer punto en una estrategia proactiva es educar a los clientes con cuidado para que vayan adoptando las buenas prácticas. Si se hace correctamente, se podrá aumentar la probabilidad de que un cliente pague a tiempo, o de que al menos disminuía el tiempo medio de cobro.

Una de las mejores maneras de asegurarse de que suceda eso es enviando al cliente mensajes antes del desembolso. Cuanto más sepa un cliente sobre la situación en la que está, mejor. Tener sus clientes informados de antemano tiene un impacto significativo en la reducción de las tasas de morosidad. Personas informadas con antelación son más propensas a cumplir con sus obligaciones.

 

 

Informar, asesorar, informar

Informar al cliente de todo lo que necesita saber es por lo tanto clave. Eso puede ir de cuales son las implicaciones de un préstamo, cómo funciona el producto que están comprando, cuáles serán los beneficios para ellos si pagan a tiempo, cuál es el calendario de pagos…

Otro punto destacable es tratar las quejas de los clientes tan pronto como sea posible. Los clientes descontentos son mucho más propensos a incumplimiento de pagos. Esto se comprueba especialmente en los casos en los que las quejas son válidas. Cuantas menos personas se quejen de su empresa y cuanto más les guste, más probable es que se enfuerzen en pagar sus deudas a tiempo.

Y por supuesto, el refuerzo positivo siempre es una estrategia eficaz. A las personas les gustan las recompensas y a menudo pueden ser más motivadoras que las penalizaciones. Si hay una buena razón para pagar a tiempo aparte de evitar cargos por retraso, como es el caso con la renovación inmediata, los clientes tendrán aún más probabilidades de pagar sus deudas a tiempo. Es una técnica proactiva realmente eficaz para el proceso de cobro de su empresa, y no implica necesariamente un coste ya que se puede materializar simplemente por un mail de agradecimiento, por ejemplo.

 

Laura Castello

This entry has 0 replies