¿Cuánto cuestan sus estrategias de cobranza?

 

Incluso los procesos que están diseñados para ganar dinero cuestan dinero. Es un hecho de la vida y de los negocios  que todos tenemos que tener en cuenta, haciendo de cada proceso una cuestión de optimización. Lo mismo puede decirse del proceso de recaudación, que gira en torno a la recolección de dinero. Hay varios factores que influyen en los gastos del proceso de recolección, e identificarles permite una optimización de la rentabilidad.

Incluso los procesos que están diseñados para ganar dinero cuestan dinero

La mayoría de los gastos relacionados con el proceso de recolección tienen que ver con los empleados en cargo de este. Su mayor gasto es el salario y los incentivos dedicados a sus empleados. Obviamente, cuanto más personas participen en el proceso de recolección, más gente tiene que ser remunerada y más caro resultara todo el proceso.

 

 

Por supuesto, puede parecer difícil reducir este gasto, pero la solución es bastante simple. Cuanto más eficiente sea su equipo en el trato con el proceso de recolección, menos empleados necesitará. Los equipos pequeños y eficientes son más rentables que los equipos grandes y medianos, lo que permite optimizar la rentabilidad de los salarios e incentivos.

Tras este gasto principal, aparecen los gastos de funcionamiento, que en su gran mayoría están fuera de su control. Los gastos de operación incluyen factores como el transporte y el alquiler, que normalmente son costes indirectos que no se ven influenciados por la actividad. Dicho esto, aunque se puedan recortar en cierta medida estos gastos, tendrá una optimización mucho mayor si se preocupa por los otros factores.

Si estás involucrado en el proceso de recolección, entonces ya sabes que las agencias de cobro son la parte final de numerosos planes de recaudación de facturas y deudas, que probablemente el cliente nunca pagará. Está claro que no funcionan de forma gratuita y sus tasas pueden acumularse con el tiempo, formando en ciertas ocasiones entre veinte y cuarenta por ciento de los gastos de todo el proceso. Por supuesto, la mejor manera de reducir este gasto es no hacer uso de agencias de cobro en absoluto.

No es que no se deba usar nunca, pero si su equipo es eficiente y proactivo, tendrá una mayor probabilidad de evitar la necesidad de una agencia de cobro. Hay muchas estrategias que se pueden utilizar para mejorar la eficacia de su equipo de recolección. Con ellas se puede reducir la necesidad de agencias de cobro y por lo tanto disminuir los gastos aún más que a través de una reducción de los salarios.

Finalemente, el proceso de recolección disminuye los recursos fiscales. Pero como cualquier proceso, su coste se puede disminuir grandemente a través de estrategias preventivas y un sistema de refuerzo positivo que, sin suponer costes y en un tiempo mínimo, permiten optimizar su proceso de recolección.

 

Laura Castello

This entry has 0 replies