CREDIT MANAGER Y AGENTE DE COBRANZAS, PERFILES CADA VEZ MÁS BUSCADOS.

 

Probablemente ya hayas oído hablar de un “Agente de Cobranzas”, pero el término “Credit Manager” debe ser más desconocido para la mayoría. Sin embargo, estos dos perfiles están cada vez más buscados en el mundo laboral, ofreciendo salarios altos y facilidad de inserción dentro del campo empresarial. Pero, ¿qué es un Credit Manager y qué es un Agente de cobranzas? ¿Qué función tendrán en el futuro?

 

Ante la situación económica actual que viven las empresas, es común ver estas prestar más atención a su tesorería, es decir, al dinero que se encuentra a su disposición. Tener problemas de tesorería no supone, en términos de gestión, que su negocio no sea viable, pero solo que se encontraran en escenarios complicados a la hora de cobrar a sus clientes.

 

Esto puede llevar a problemas para el desarrollo del negocio así como una perdida de tiempo y de recursos en el proceso de cobro. Por ello las empresas buscan tener flujos de caja bien administrados que les asegure estabilidad financiera. Eso también tiene como impacto positivo tranquilizar a socios, bancos, proveedores… e impactar toda la dinámica de la empresa.

 

Pero no todas lo consiguen… y eso es normal, pues se estima a 360 billones de euros pagados tarde en Europa en el 2016. Del mismo modo, 1 de cada 4 negocios en Francia se declara en quiebra por este motivo. Esta es la razón por la cual los perfiles del Credit Manager y del Agente de Cobranzas están tan buscados.

 



 

Agente de cobranza, un puesto clave dentro de la compañia

 

Un Agente de Cobranzas… ¿a qué se refiere esto? Así como su nombre lo indica, es el responsable de hacer lo necesario para que un cliente pague su factura. Para ello, el agente de cobranzas utilizará distintos métodos y procesos para ponerse en contacto con el cliente y empujarle a saldar su deuda, siempre de forma amistosa…al principio. Debe tener la firmeza y las aptitudes de un negociador ademas de los recursos psicológicos para adaptarse a cada perfil de cliente. Del mismo modo, el agente de cobranzas debe tener un cierto conocimiento legal para iniciar acciones judiciales contra aquellos clientes que se nieguen a pagar.

Es una profesión sensible, con un trabajo normalmente difícil. Pero la mala fama del Agente de Cobranzas no corresponde con la realidad. Demuestran una gran empatía y conocen muy bien a sus clientes. Gracias al equilibrio que encuentran entre presión y comprehensión, la empresa recupera su dinero sin perder a sus clientes.

Para ser un Agente de Cobranzas, se debe ser abierto al contacto humano y tener nervios de acero para el trato con clientes desagradables. Hay que tener buenas habilidades de relaciones humanas, de empatía y, sobre todo, hay que saber escuchar. Perfil muy buscado, ser agente de cobranzas ofrece verdaderas oportunidades para aquellos que tienen las cualidades requeridas para ello y que esten formados.

 

 

El Credit Manager, el jefe de orquesta de la preveción del riesgo cliente

 

Un papel menos conocido, pero no menos importante, es el del Credit Manager. Es el responsable de tener la menor cantidad de impagados posibles. De forma similar al Agente de Cobranzas, el Credit Manager tiene que supervisar el pago de las cantidades adeudadas y tomar las medidas procedentes con los clientes en caso de que caigan en un incumplimiento del pago. ¡Pero su trabajo no se detiene ahí! También tiene un papel de análisis que efectuar. Antes de concluir una venta importante, la empresa puede solicitar al Credit Manager para analizar los estados financieros del cliente y su capacidad de pago. Puede determinar las fechas de pagos y los métodos de pago más seguros, con el mínimo riesgo para la empresa.

Es una profesión que se ha desarrollado durante los últimos 20 años para una mejor coordinación de la diversidad de clientes. Ademas, el Credit Manager puede tener también funciones legales, como participar en el desarrollo de las condiciones de venta que aseguren los pagos, o realizar procedimientos de verificación del riesgo de de los clientes. Pueden intervenir en todo el proceso del ciclo de ventas para asegurarse que los pagos se efectuen correctamente.

Si observamos su perfil, el Credit Manager debe contar con las mismas cualidades que el Agente de Cobranza: debe ser fanático del contacto con clientes, tener nervios de acero, saber negociar, escuchar, pero también debe tener facilidad con los números. Es un reto gratificante que combina el aspecto comercial con el conocimiento legal y financiero.

 

 

Dunforce es la herramienta perfecta para estas tareas


Dunforce es la herramienta ideal para estas profesiones relacionadas con la cobranza. Este software integra las herramientas que necesita la empresa de hoy para recopilar la información relacionada con sus pagos y con sus cobranzas. Pero ademas, permite quitarse de encima toda la labor de elaborar y mandar reclamaciones y recordatorios.

El agente de Cobranza o el Credit Manager pueden tener acceso a toda la información de su actividad en una plataforma automatizada. Pueden centrarse más en los casos verdaderamente difíciles, y dejar que este trabajo ingrato y repetitivo se organice y se haga solo.

 





Laura Castello

This entry has 0 replies